Powered by Ajaxy

El consumidor digital y las aplicaciones de domicilios de comida en España

El alumno Juan Pablo Carvajal Castañeda del Máster en Marketing Digital de la Promoción 2017/2018 realizó una investigación basada en los principios del comportamiento del consumidor.

Culturalmente, España es uno de los países en donde comer, compartir y disfrutar la comida tiene un valor muy importante.

Internet ha modificado la perspectiva y hábitos de consumo del mercado actual. El consumidor es más crítico y exigente con lo que compra y está expuesto a una oferta mayor y variada de productos y servicios. Es por esto, que cada día más empresas han desarrollado diferentes estrategias y plataformas que logran mostrar de manera fácil, dinámica e intuitiva sus productos ofreciendo un proceso de compra más sencillo que genere una mayor penetración en la mente del consumidor logrando fidelizar al usuario y que pretende generar una relación directa con la marca.

Las aplicaciones buscan aumentar el tráfico de clientes , crear vínculo con el usuario, volviéndose muy populares en las plataformas de descarga en donde se pueden encontrar millones de APPS que satisfacen necesidades diferentes, las aplicaciones de domicilios, objeto de estudio de esta investigación, permiten elegir entre un gran catálogo de restaurantes a precios accesibles llevando la comida a cualquier lugar de la ciudad, han logrado que el consumidor español de una generación determinada, migrara y se convirtiera en un comprador digital, cambiando así toda la mecánica de compra en un sector que gana millones de euros al año.

Pero ¿cómo sucedió esto? Este trabajo busca responder a la siguiente pregunta: ¿han cambiado los hábitos de consumo?, ¿hay en el mercado solo usuarios digitales que prefieren comprar usando aplicaciones?

.

Nombre:

Juan Pablo Carvajal Castañeda

Tutor:

Mario Arias Oliva

Máster:

Máster en Marketing Digital, Comunicación y Redes Sociales

Modalidad:

Presencial

Edición:

2017/2018

Temática:

Comportamiento del consumidor

 

El tema fue seleccionado debido a la relación que tiene en la cotidianidad de las personas.

El propósito de esta investigación es profundizar en el comportamiento del consumidor y entender cómo se ha visto modificado su pensamiento hacia el cómo compra y cómo consume en una era completamente digital.

En esta investigación se estudiarán hábitos, comportamientos y preferencias de una población en específico que está acostumbrada a la inmediatez, que espera una relación importante frente a la calidad, precio y tiempo de entrega; y que, a su vez, utilizan aplicaciones para satisfacer diferentes necesidades que se presentan a diario.

Para obtener una respuesta al problema planteado es necesario levantar una investigación cuantitativa y cualitativa, por medio de encuestas online y un ejercicio de observación que permita analizar y dar respuesta a la pregunta anteriormente planteada.

El trabajo será de gran ayuda a la hora de establecer la utilidad de una app en determinado sector del mercado. También permitirá tomar decisiones empresariales sobre a quién dirigir estos nuevos desarrollos tecnológicos.

Los objetivos de este TFM fueron:

  • Determinar cómo han cambiado los hábitos de consumo de la población objetivo de estudio al usar aplicaciones móviles de domicilios de comida.
  • Identificar preferencias a la hora de usar aplicaciones de domicilios para pedir comida.
  • Conocer cómo y cuándo se usan las aplicaciones de domicilios.
  • Entender cómo se da la migración de una generación en específico hacia la compra Online.
  • Identificar cuáles son los valores agregados que notan los usuarios a la hora de pedir comida por una aplicación.• Identificar decisores de compra

Los hábitos de los millennials están definitivamente ligados al desarrollo de la tecnología. Los constantes lanzamientos de dispositivos y nuevas plataformas hacen que este grupo de personas se sienta mucho más cómodo. Todas las necesidades están siendo suplidas por Internet creando nuevas costumbres a la hora de comunicarse o consumir. Esta es una generación sin duda híper conectada, están sometidos a una exposición directa de sus vidas.

Nuevamente se comprueba que el móvil es el dispositivo más utilizado en este segmento de mercado. Es sin duda, el equipo al que más personas tienen acceso y el que siempre usan para todo tipo de actividades. Es importante aclarar que los ordenadores también tienen una gran cuota de mercado y que son muy utilizados en la cotidianidad, seguidos de otros dispositivos, que, aunque menos utilizados para pedir comida a domicilio, cumplen otras funciones y suplen necesidades de entretenimiento, de comunicación o deportivas.

En la investigación que se realizó es notoria la relación entre la tecnología y la sensación de comodidad, la inmediatez logra derribar barreras a las que generaciones anteriores se veían enfrentadas. Por lo tanto, los millennials, generación nacida en la era del desarrollo tecnológico, se han acostumbrado a obtener todo de la forma más fácil y rápida. Sus hábitos de consumo cambiaron a tal forma que han adoptado nuevas formas de comunicarse y de consumir.

Sus hábitos han cambiado a tal punto que algunas cosas tan sencillas y cotidianas como estudiar o escuchar música ahora se hacen de una forma completamente digital y recurriendo a plataformas online que ofrecen lo necesario para suplir la necesidad. Es así como los libros, materiales de estudio, CD´s e IPod´s se transforman en pequeñas aplicaciones que están al alcance de todos.

Pero ¿qué pasa con dinámicas un poco más complejas como las compras? Internet ofrece un sinfín de opciones de E commerce, definidas como market places y pure players, que permiten realizar compras en un instante. En el caso particular de la comida a domicilio, las marcas se han posicionado como Market places, estos hacen alianzas con algunos restaurantes que buscan ofrecer sus productos de forma online, alcanzando a más personas.

Sin embargo, aún existe cierta desconfianza, especialmente hacia la compra de comida a domicilio. Cabe aclarar que, aunque la mayoría considera esta transacción como algo muy seguro, hay personas que prefieren ir al punto de venta para poder ver, oler y sentir lo que está comprando. Adicionalmente, muchas de las personas que respondieron la encuesta mencionaron preferir las plataformas adaptadas a ordenadores para hacer las compras, ya que estas representan menos complejidad al hacer el pedido.

Adicionalmente, hay que aclarar que la percepción de comodidad al usar plataformas que lleven comida a domicilio es muy grande en España. Es por esto por lo que, aunque la confianza no es total, se siguen haciendo los pedidos de manera habitual.

En el caso particular de esta investigación. La mayoría de las personas manifestaron haber comprado comida por Internet, siendo este un medio muy cómodo para realizar la compra; los usuarios suelen usar el teléfono móvil para hacer sus pedidos y han mostrado una tendencia por seguir usando el servicio más frecuentemente.

Además, más de la mitad de la población encuestada utiliza aplicaciones especiales que le permiten pedir comida más rápidamente y más fácilmente. El aumento es notorio, los usuarios compran por lo menos una vez por semana especialmente los sábados y domingos, fines de semana, probablemente por la relación de descanso y comodidad que estos días de la semana representan. Por otra parte, se pudo comprobar que esta generación suele pedir más comida basura que comida saludable. Las listas de respuestas están encabezadas con opciones como pizza, hamburguesas o comida china.

Jus Eat, es la aplicación predilecta por los encuestados, seguido de Glovo o Uber Eats, opciones que poseen un muy buen servicio, variedad y calidad y que trabajan de con aplicaciones simples, fluidas y seguras. Gracias al ejercicio de observación que se realizó, se descubrió que el servicio es muy similar y que sus diferenciales están más basadas en la variedad del menú más que en el servicio mismo.

Para tener un éxito rotundo hay que inspirar confianza. Acreditar las aplicaciones con sellos de pago seguro, obtener buenas críticas de los usuarios y dar un excelente servicio para no tener problemas a futuro y poder vencer la barrera de desconfianza en el usuario.