Marketing online: ¿El showrooming virtual va a acabar con el pequeño comercio?

Para aquellos no versados en marketing online, hay que comenzar por explicar que se denomina showrooming a una técnica de marketing online que consiste en el uso de internet o móviles para buscar en internet el precio más bajo de un producto determinado. Aunque se trata una propuesta novedosa en el marketing online realmente la técnica es el tradicional buscar, comparar y comprar la mejor oferta.

show rooming

Se dice que el showrooming perjudica sobre todo al comercio tradicional, ya que internet nos da la posibilidad de encontrar en las redes sociales y en internet miles de vendedores del mismo producto y comparar sus precios, quedándonos con el mejor nos conviene. El beneficio es claro para las marcas, que pueden vender sus productos más baratos al ahorrarse el engorroso circuito comercial.

Un gran operador de comercio electrónico puede manejar unos volúmenes de negocio con los cuales no puede competir ningún pequeño comercio. Eso hace que el pequeño comercio acabe profundamente perjudicado. Aunque ante esos enormes operadores globales en redes sociales, si es posible que el pequeño comercio le pueda plantar cara.

El comercio detallista tradicional permite que los propietarios o los trabajadores sean expertos en aquellos productos que comercializan de manera que cuando vamos a comprar en un pequeño comercio podemos ser asesorados por los vendedores. Esa recomendación para encontrar lo que buscamos no existe en internet, donde a lo máximo vamos a tener una sucinta explicación de las características del producto que vamos a comprar. El marketing online hasta ahora no necesitaba más.

La desaparición del comercio tradicional también perjudica a los clientes porque su desaparición lo único que van a conseguir es que se tengan menos posibilidades de elegir dónde comprar, lo que finalmente podría provocar un monopolio de las marcas y grandes operadoras que realizan comercio electrónico.

Inclusive algunos comercios tradicionales, como es el caso de algunos australianos, han  empezado a cobrar por echar un vistazo a sus productos. Una táctica errónea que a lo único que va a colaborar es que la situación del pequeño comercio sea cada vez peor y favorezca el marketing viral en internet.

Más Artículos

Opiniones

Reproducir vídeo

Gema Simón

Reproducir vídeo

Daniel Ruiz

Reproducir video acerca de Cristina Ibeas foto entrevista

Cristina Ibeas

Reproducir video acerca de Foto_RRSS_Guillem-Pellejero-scaled

Guillem Pellejero

Reproducir video acerca de Fina Villaescusa|Fina Villaescusa|

Fina Villaescusa

Reproducir video acerca de Isaac Muñoz|

Isaac Muñoz

Contáctanos