LIFI: una conexión a internet ultrarrápida

¿Imaginas enviar una película de tu móvil a la televisión al instante en que pulses el botón? Pues las esperas para pasar grandes cantidades y pesados datos puede que pronto sean anécdotas que contar a las generaciones venideras porque la tecnología LiFi, también conocida como Optical WLAN o Visible Light Communications (VLC), promete revolucionar el mundo de las nuevas tecnologías.

Su denominación procede del término Light Fidelity y hace referencia a un sistema de comunicación que transmite la información, no mediante microondas como el WiFi, sino a través de la luz visible: solo hace falta una bombilla LED y un receptor capaz de descodificar la información.

Con este sistema todos los emisores de luz LED actuarán como un router: los moduladores hacen que la luz se encienda y apague millones de veces por segundo creando un sistema de datos binario que es imperceptible para el ojo pero no para los receptores. Los dispositivos, por su parte, tendrán instalado un fotodiodo que recogerá e interpretará los cambios de luz para convertirlos en información.

Fue inventado por Harald Haas, de la Universidad de Edimburgo (Escocia) en 2011, año en el que se demostró por primera vez que el parpadeo de la luz de un solo LED podía transmitir muchos más datos que un repetidor actual.

Esta tecnología ha sido probada en un entorno real en la ciudad de Tallinn, en Estonia, donde se ha alcanzado una velocidad de un gigabyte por segundo, cien veces superior a la que consigue a través del WiFi. Sin embargo, no se han alcanzado 224 gigabits que se esperaba y que sí se consiguieron en las pruebas de laboratorio.

Aunque todavía la tecnología LiFi no se ha implantado en entornos reales, los resultados del estudio piloto generan grandes expectativas para las telecomunicaciones y el “internet de las cosas”, muy limitado aun debido a las barreras del espectro de radiofrecuencia, que provoca la saturación de internet.

Y aunque la velocidad de transmisión es la mayor ventaja, no es la única. Otro de sus atractivos es que la conexión es directa ya que no se producen interferencias, así como el bajo coste al no requerir instalaciones complejas ni cableado, el desembolso no alcanza 800 euros.

Sin embargo, hay algunos inconvenientes que los científicos tienen que resolver antes de que esta tecnología se lance al mercado: hasta el momento únicamente se ha conseguido una descarga de datos unidireccional, si bien los expertos señalan que la bidireccionalidad en la transmisión de la información sería sencilla siempre y cuando el aparato receptor posea también un emisor de luz. Además, su alcance se limita a la estancia donde se encuentre la bombilla, ya que el haz de luz no posibilita el traspaso de superficies opacas como las paredes. Pero no hay mal que por bien no venga: se acabaron los vecinos piratas que se conectan a la red sin permiso y te roban el WiFi.

Más Artículos

Opiniones

Reproducir video acerca de Andoni

Andoni Peña Roque

Reproducir vídeo

Daniel Ruiz

Reproducir video acerca de Cristina Ibeas foto entrevista

Cristina Ibeas

Reproducir video acerca de Foto_RRSS_Guillem-Pellejero-scaled

Guillem Pellejero

Reproducir video acerca de Fina Villaescusa|Fina Villaescusa|

Fina Villaescusa

Reproducir video acerca de Isaac Muñoz|

Isaac Muñoz

Contáctanos








    dinimi binisi virin sitilir dinimi binisi virin sitilir dinimi binisi virin sitilir binis virin eşşek siteleri dinimi binisi virin sitilir porn porn deneme bonusu deneme bonusu veren siteler