Powered by Ajaxy

Entrevista profesor Carlos Berbell

Carlos Berbell lleva impartiendo clases sobre comunicación institucional y jurídica desde el comienzo de nuestro Máster Universitario (oficial) en Comunicación Política y Empresarial.  

 

Actualmente, dirige el prestigioso diario digital especializado en noticias jurídicas y bufetes de abogados, Confilegal. Cuenta con una amplia experiencia como asesor de comunicación e imagen del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo. Ha sido también consultor internacional y redactor, y ha colaborado en RTVE y varias emisoras de radio de primer nivel. 

 

Carlos, buenos días, ¿Cómo está? 

Usted es uno de los mayores expertos en comunicación institucional y jurídica de España. En el máster de comunicación imparte clases sobre esas disciplinas. ¿Qué temas aborda? ¿Qué les aporta a los alumnos dominar ese tipo de comunicación?  

 

Carlos Berbell

Hay una parte muy importante que es la comunicación desde el punto de vista de la justicia, cómo se hace la comunicación del Poder Judicial y cómo se transmite. Lo que hacemos en el máster es dar las bases del conocimiento que es desconocida. Cuando yo comencé en el Consejo del Poder Judicial en el año 2003 es cuando elaboramos la política de comunicación, lo que hoy día se está viendo. Cómo opera hoy día el Poder Judicial español, las piedras de la construcción de lo que es hoy las pusimos nosotros. Una consecuencia muy directa y muy clara de lo que supuso aquello es el juicio del Procés, es decir, la entrada de las cámaras de televisión en los juicios hasta 2004 no estuvo santificada por el tribunal constitucional y, a partir de ahí, hicimos todo lo posible para que España tenga uno de los poderes judiciales más transparentes.  

Además, también facilitamos las vías para que la ciudadanía, a través de los periodistas, tuviera toda la información judicial que en estos momentos se están produciendo.  Es una información muy específica en la cual también entramos a valorar lo que hoy día se llama “Fake News”, noticias falseadas. Desde el punto de vista político, todas aquellas tretas o artimañas para crear un estado de opinión. Son dos jornadas muy intensas en las que revelamos los secretos de cómo funciona la comunicación relacionada con la justicia. 

  

 

Desde el 2014 dirige el exitoso diario digital “Confilegal”. ¿Cuáles son las claves necesarias para que un medio digital especializado tenga éxito?  

Trabajo, trabajo y más trabajo. En este mes de agosto que mi gente está de vacaciones me quedé yo al frente del periódico y significa que muchos días me estoy acostando a la una, dos o tres de la mañana cerrando la edición del siguiente día. Cuando hicimos el periódico Yolanda Rodríguez Vidales y yo, los dos veníamos del Consejo del Poder Judicial y teníamos gran experiencia y un montón de fuentes, aunque era otro tipo de fuentes. Pero, al final del camino, lo que hizo que esto funcionara era que fuéramos serios en la información que dábamos, que fuera fidedigna y veraz y que la gente supiera que la información que estábamos realizando era veraz frente a otros que se la inventaban. Es como arar en un campo, aras el campo, plantas, recoges y otra vez, hasta que llega un momento que la gente te descubre, esa es la clave. Y luego que te guste el tema de la justicia y que entiendas cuando hablas con la gente de dentro de qué va la historia. 

 

Ha trabajado como asesor de comunicación e imagen de la Justicia en el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo durante más de diez años. ¿Cuáles eran las responsabilidades de su puesto? ¿Cómo fue una experiencia a priori tan interesante?   

En ese momento Ana Rosa Quintana me había contratado para trabajar en el programa de la tarde en Antena 3 para hacer cosas de justicia y sucesos y, además, yo venía de dirigir durante cinco años Tribunal TV que era un canal de juicios y sucesos principalmente, nos colocamos en Telemadrid y en Vía Digitalque era una plataforma de satélite que había antiguamente en los años 90 que ha ido desapareciendo hasta convertirse en una fusión con Prisa. En el 2002 yo dejé de dirigir el canal, se cerró y seguí trabajando, dirigí otro programa de televisión y me llegó la oportunidad de trabajar con Ana Rosa Quintana y en aquel tiempo estaba terminando el libro CSI: Casos reales españoles y yo encantado.  

 

En esto se me cruzó la posibilidad de trabajar en el Consejo del Poder Judicial como asesor de imagen de la justicia, fuimos trece personas y me eligieron a mí. Me dieron la oportunidad de construir la política de comunicación que hoy día impera en el poder judicial en todos los órganos judiciales. Montamos una red de 18 oficinas de comunicación que entonces no existían, contratamos a los mejores periodistas de justicia de aquel momento para dirigir esas oficinas, redacte el protocolo de comunicación de la justicia que hoy día se ha ampliado y luego promovimos la cobertura de los juicios a través de la televisión. Somos el único país de Europa junto con Inglaterra, que lo permite.  

 

En España el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional tienen sus propios equipos de televisión y en el resto de las comunidades autónomas se hacen acuerdos para dar la señal de aquellos juicios que son requeridos por los medios de comunicación. Esto no ocurre en ninguna parte de Europa, ni en Francia, ni en Alemania, ni en Austria, ni en Noruega, solo ocurre en España y en parte en Inglaterra. Esta fue una de las funciones y otras de las funciones fue crear el departamento audiovisual. En este tiempo dotamos al poder judicial del poder de comunicación, que no lo tenía. Esa es la herencia o el legado que dejamos mi equipo y yo cuando nos marchamos en el año 2014 y nos pasamos al gremio de los periodistas o como dicen algunos amigos del poder judicial los asediadores del poder judicial. Como dicen ellos los más peligrosos, ya que conocemos el castillo por dentro y, evidentemente, somos los más certeros. La experiencia es un grado y conocer el terreno en el que te mueves también. Fueron 10 años muy interesantes y estos 5 años posteriores están resultando más interesantes al frente de Confilegal, ya que realizo una visión crítica de cómo funciona el Poder Judicial y que se está haciendo bien y que se está haciendo mal. 

 

Además, ha colaborado en varios medios de comunicación, tanto de TV como radio y prensa. ¿En qué medio se siente más cómodo?  

La televisión siempre me gustó muchísimo, durante el tiempo que estaba dirigiendo el canal estuve presentando un debate y fue muy divertido. Pero, no es lo mismo dirigir algo desde dentro que ser colaborador. De Colaborador he estado en muchos sitios, RNE, RTVE, COPE y en televisiones casi en todas. La Televisión tiene una inmediatez y un impacto que no tiene la prensa, la prensa es para grandes minorías iniciadas, la gente lee ahora mismo todo en el teléfono y se consume rápidamente. Puede llevarte un artículo una hora o dos horas y ese día te lo han consumido. La Radio es increíble, es una droga y tiene un impacto importante menor que la televisión, la televisión tiene un impacto completo e influye y se queda en la mente de la gente.  

 

Por último, ¿Qué lecciones de su dilatada experiencia profesional aplica a la docencia? 

Lo fundamental como docente es transmitir aquello que uno ha aprendido a lo largo de su vida, a veces, aprender una cosa cuesta mucho tiempo. Ahora mismo cuando tengo alguna duda, yo no soy abogado, pero llevo tanto tiempo trabajando en esto que pienso como uno de ellos y me entran lagunas, sé perfectamente que no siempre los abogados lo saben todo, aunque dé esa sensación. Yo puedo aportar la experiencia y la síntesis de aquella experiencia, por ejemplo, cuando tengo una duda muy importante sobre algo tengo la capacidad de llamar a gente muy importante y que en cinco minutos me den una lección de algo muy complejo de una forma muy simple para que yo lo entienda y, cuando termino esas micro clases, doy gracias porque me siento un privilegiado. En el máster hacemos lo mismo, hacemos dos sesiones, en las que le damos a los alumnos esa concentración de conocimiento y experiencia, que de otra forma les costaría años conseguirla, esa es la gran aportación, ese es el oro de este máster.  

Rate this post

0 responses on "Entrevista profesor Carlos Berbell"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat