Powered by Ajaxy

Entrevista profesor Alfredo Rodríguez

Alfredo Rodríguez imparte clases sobre comunicación en crisis en nuestro Máster Universitario (oficial) en Comunicación Política y Empresarial. Además de su dedicación docente en grados y másteres, trabaja como consultor en internacionalización, diplomacia corporativa, comunicación, redes sociales y eventos corporativos. 

 

 

Habitualmente impartes clases y da conferencias en varias universidades. Cuéntanos, ¿qué es lo que más te atrae de la enseñanza y la formación? 

De la enseñanza lo que más me atrae es poder compartir con alumnos desde grado hasta postgrado, mi experiencia, demostrarle lo que yo sé y aprender de ellos. Creo que hay mucho que aprender, sobre todo en este campo donde la comunicación es la reina de muchas cosas. Es el cuarto poder, pero yo creo que se queda un poco corto. Me gusta enseñar a los alumnos lo que dicen los teóricos, entre los que me encuentro yo. Pero, sobre todo, lo que dice la práctica de esa comunicación en el día a día. 

Alfredo RodríguezCon tu experiencia impartiendo clases, ¿Crees que la innovación y la motivación son las mejores técnicas para la docencia y para llegar al alumnado?  

Si no hay innovación el alumno al final no aprende, no le estas enseñando nada y no estás llegando a él. A estas edades hay que llegar al alumno en el lugar donde está, no hacer que el alumno venga a tu sitio. No es la generación de llegar a tu sitio, si no del permanecer en el suyo. Hay que encontrar nuevas formas, nuevas maneras y desarrollos distintos. Esto exige al profesorado estar pendiente de aprender nuevas técnicas que lleguen al lugar donde está el alumno. Cada año se aprende nuevas cosas de donde está el alumnado y por lo tanto de donde se debe estar. Innovar, crear y buscar situaciones donde el alumno se sienta comprometido y, sobre todo, que le atraiga. Eso solo se hace con emoción y pasión, transmitiendo valores que hay que hacerles llegar a ellos.  

 

Cada año es diferente y eso es bueno para los profesores. 

Cada año es distinto, cada año el alumnado es distinto y por lo tanto hay que adaptarse a las nuevas situaciones. Desde luego para un profesor que tiene que estar permanentemente estudiando. Si un profesor no estudia y no está al día, no puede enseñar lo último y, en ese caso, deja de ser útil. 

 

En nuestro máster en concreto impartes comunicación en crisis, ¿Cuéntanos cuáles son los puntos clave de esta asignatura? ¿qué aprenden los alumnos?  

El punto clave es comunicar en una situación en la que todo se ha venido abajo en la empresa, o por lo menos cosas importantes y hay que rehacerlas.  Para mí el punto clave es la verdad, para mi cuando atacas la crisis diciendo la verdad a priori puede perder valor económico, pero a la larga gana en credibilidad y en la comunicación lo que más importa es ser creíble.  

Si uno es creíble, le creerán cuando dice que las cosas van mal, pero, sobre todo, le creerán cuando dice que las cosas se van a superar. Eso han hecho muchas empresas, bajar en bolsa en un momento puntual, pero recuperarse e incluso duplicar su valor inicial simplemente por el mero hecho de decir lo que pasa, echar la culpa a los demás, ya está muy manido y no cuela ante el consumidor. Esto es lo que yo quiero enseñar a mis alumnos. 

¿Cuándo una empresa u organismo está en crisis, es más importante la comunicación externa, la interna o un conjunto de las dos? 

No se pueden disociar en absoluto. Para  una de las cuestiones fundamentales de la comunicación, la gran desconocida y poco valorada, es la interna. Una mala comunicación interna es el germen del rumor y el rumor y la falta de seguridad en los trabajadores es perderlo todo. Las dos son fundamentales, que el grupo interno y los grupos de interés sean perfectamente conocedores de todo lo que ocurre en la empresa. Si sale el rumor y tú eres una persona transparente y tu empresa es una empresa transparente y ataja cualquier tipo de comunicación e informa a sus empleados y su grupo de interés de todas las cosas siempre y en todo momento los rumores se acallarán por sí solos Si tu empresa es oscura y opaca, el rumor será la antesala de la noticia.  

Actualmente estamos viviendo una crisis a nivel mundial. Tú que eres experto en este tipo de comunicación, ¿Cómo crees que han afrontado en general las empresas y los organismos la comunicación durante la crisis?, ¿Piensas que han sabido hacer una buena comunicación? 

Las empresas en este momento tienen poco que decir sobre la pandemia. La pandemia es así y los que tienen la sartén por el mando son los gobiernos. No todos los gobiernos lo están haciendo lo suficientemente bien y en algunos casos están siendo opacos, posiblemente por si alguna vez le quieren hacer responsables de la forma de gestión actual.  

Las empresas tienen que decirle al trabajador lo que va a ocurrir en cada escenario. Si sigue la pandemia habrá empresas que puedan seguir adelante, en el caso de las empresas de formación tienen que salir fortalecidas. Las empresas y los profesores se han visto obligados a innovar y creo que se ha hecho al 99% bien. Y otras empresas como, por ejemplo, las de hostelería en España que tienen que decirles a sus trabajadores las medidas a seguir, no son buenas pero sus trabajadores necesitan saberlo para realizar la previsión de futuro.  

Además, he podido leer que trabajaste durante varios años en el Ministerio de Defensa, llegando a ser Director de Protocolo y Eventos. ¿Nos podrías contar tu experiencia y cuál fue tu labor durante esta etapa profesional? 

Fueron 17 años en lo que, al final, uno tenía la enorme responsabilidad de dirigir a un equipo de 20 personas en la faceta más importante de la comunicación en cualquier institución que son los eventos. El transmitir mensajes de la institución en eventos de todo tipo en Madrid, Iraq, Afganistán, Nueva York o Filipinas. Desde el punto de vista profesional cualquiera de los eventos, los más de 3.000 que he realizado eran importantes desde el punto de vista personal, he conocido lugares del mundo que un ser humano normal y corriente no va a conocer como la Cachemira pakistaní, el Iraq de la guerra, los Balcanes de la guerra, el Líbano, etc. Una experiencia grandísima y, sobre todo, el aprendizaje y el equipo humano que me encontré, que formé después y que dejé cuando me fui.  

Actualmente, prestas tus servicios como consultor en comunicación y marketing político, redes sociales y organización de eventos. Como comenzaste tu etapa como consultor y qué nos puedes destacar de esta área de trabajo. 

Comencé casi por casualidad. Un grupo de amigos montamos una empresa de ingeniería en la crisis del 2008 y nos dimos cuenta que gran parte de los ingenieros y arquitectos españoles necesitaban salir al exterior. Empezamos a trabajar en este ámbito, yo llevaba la comunicación y llegamos a Australia, Brasil y a Estados Unidos. De hecho, yo salí de la parte de ingeniería y me quedé en comunicación. Y, actualmente, tenemos muchos ingenieros y arquitectos trabajando en Australia y Estados Unidos. Es una fase muy bonita de la vida, ya que haces que las personas obtengan trabajo, en forma de expatriado. De ahí surgió el ámbito de trabajar y analizar la diplomacia corporativa, es decir, como se relacionan las empresas con su grupo de interés, la forma de hacerlo y la forma de enseñarlo. 

Por último, llevas muchos años trabajando como consultor y como profesor. Si tuvieras que elegir, por qué te decantarías, por el lado docente o por el lado profesional de consultor. 

Con el lado de profesor, lo otro ya está hecho y me ha aportado muchos beneficios personales y algún beneficio material lógicamente. Pero, el ser profesor, es lo más bonito del mundo. Me he dado cuenta después, soy militar de procedencia, aunque dejé la milicia hace muchos años para dedicarme primero a la docencia y luego a la consultoría. Mirando atrás, lo único que echo de menos de mi etapa anterior es que era piloto de helicópteros y esa parte era muy bonita. Pero, la docencia para mí, es una pasión que me gusta mucho y me gusta el contacto diario con el alumno de grado y de postgrado.  

 

Muchas gracias Alfredo por hacernos un hueco en tu tiempo libre ¡Nos vemos pronto! 

Rate this post

0 responses on "Entrevista profesor Alfredo Rodríguez"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat