Entrevista a Juan Antonio Pérez. Programador Senior y profesor del Bootcamp en desarrollo Full Stack

Aurora
Aurora
Entrevista a Juan Antonio Pérez. Profesor del Bootcamp en Desarrollo web Full Stack

Juan Antonio Pérez, es Programador Senior Full Stack, Mentor dentro del mundo del desarrollo web multiplataforma, montó una empresa de desarrollo en 2008 llamada Estudio Clandestino y es uno de nuestros profesores del Bootcamp de Programación y desarrollo web Full Stack en ID Bootcamps. 

Siempre cuenta que un buen día alguien tuvo la desfachatez de dejarle dar una formación y que desde ahí se enganchó plenamente al mundo de la educación. Los que hemos tenido la suerte de trabajar con él, agradecemos plenamente al autor de esa “mala idea” por haberla tenido. 

Ahora que tenemos una pequeña entradilla de Juan Antonio, Juanan, vamos a conocerle un poco más a fondo y a ahondar en el desarrollo Full Stack, ¡arrancamos! 

P- Empecemos por el principio, para aquel que esté más despistado, ¿nos podrías decir qué es un desarrollador Full Stack y a qué se dedica una persona en este perfil? 

R- Un desarrollador Full Stack es un perfil multidisciplinar dentro del desarrollo web. Su trabajo consiste básicamente en controlar todas las partes del proyecto y en caso necesario poder balancearse según necesidades hacia el desarrollo Front-End o Back-End.  

Explicándolo en términos un poco más populares sería como, si un cocinero profesional, pudiera no solo cocinar la comida, sino, emplatarla, poner la mesa y preparar el vino. 

Es un perfil de desarrollador en la que sus conocimientos le permiten desde desarrollar la parte visual de la web y la interacción con el usuario, hasta la gestión de datos y los recursos para servírselos a la parte visual para que los pinte. 

Desde el punto de vista empresarial es un muy interesante ya que es un recurso humano muy balanceable dentro de la empresa, y permite, según necesidad, asignarlo a una parte del proyecto o a otra. 

P- ¿Cómo llegaste tú a este sector? Y, por supuesto, aunque algo hemos adelantado, ¿en qué momento viraste hacia la formación?  

R- Pues si te digo la verdad no fue mi primera elección, yo en principio desde pequeño quería ser médico, con eso te digo todo. Lo que pasa es que la vida es sabia y te pone en su sitio, y menos mal, porque menudo médico hubiese salido Jajajaja. 

La verdad es que entré en esto del desarrollo de rebote, como no me dio la nota para medicina entre en Ingeniería Industrial, y claro, el primer año me quedó hasta el recreo.  

Me cambie a informática por eso de que me gustaban los ordenadores, pero ni si quiera sabía lo que era programar, y mira ahora. Con el tiempo también estudié diseño gráfico y vi en el mundo de la web la unión perfecta entre la informática, la programación y la parte creativa.  

Y el resto ya es historia de mi vida, trabajé mucho tiempo en agencias de publicidad de programador creativo, con Flash, HTML, CSS y JavaScript. Con el tiempo me monté mi propia empresa y llevo 15 años en este mundo que me encanta. 

Lo de la formación fue un reto, me ofrecieron dar un curso y la verdad, es que, al principio, me dio mucho respeto, me daba la sensación de que no iba estar a la altura, y fue perder el miedo y se ha convertido en la mejor de las drogas.  

Me encanta estar en clase, me olvido de todos los problemas de fuera, me centro en dar clase y las cosas desaparecen. Es mi momento zen, durante las horas de clase solo existe ese momento. 

Yo soy bastante peliculero, me encanta definir mi vida con frases de películas y aquí la verdad es que pega mucho una frase que dice Vin Diesel en Fast&Furious, «Vivo de medio kilómetro en medio kilómetro. No me importa nada más. Durante esos diez segundos o menos, soy libre«. Pues a mí, en clase me pasa algo parecido, me ayuda muchísimo a desconectar y centrarme en lo que estoy haciendo. 

 Además, me gusta mucho ver cómo la gente evoluciona y crece con lo que tú le enseñas y según pasan los años te los vas encontrando de jefes de proyecto, de programadores senior, incluso de profesores en otras escuelas. Ver que tu trabajo cambia vidas es la mejor de las recompensas. 

P- De unos años a esta parte, parece que cada vez más se oye que las empresas buscan perfiles de programadores, desarrolladores, y en general, perfiles técnicos, ¿crees que efectivamente hay una alta demanda de estos puestos? 

R- Bueno, creo que es ley de vida, al final todo evoluciona, y el mundo se digitaliza a pasos agigantados, si no, mira lo que ha pasado con el COVID, empresas que no entraba en sus planes digitalizarse se ven obligadas a ello para sobrevivir, y todo eso, lo tiene que desarrollar personas. La demanda de puestos de este tipo ha ido creciendo año a año en los últimos 6 años de forma significativa, aunque es cierto que el COVID ha supuesto un frenazo en esta tendencia, la necesidad que ha generado ha hecho que las empresas poco a poco hayan vuelto a solicitar este tipo de perfiles para evitar que les pueda volver a pillar el toro con otro ‘bichito’ de estos. 

Los puestos en este tipo de tecnologías van a seguir creciendo porque la tendencia es llevar a las empresas al uso de aplicaciones descentralizadas en la nube para disminuir la carga de equipos y software y que, así, se puede trabajar tanto en la oficina como teletrabajando de la misma forma en los dos sitios. 

P- Además de dar clases, eres un profesional en activo y cuentas con una amplia trayectoria profesional, ¿nos podrías dar ejemplos de proyectos que hayas llevado a cabo como desarrollador? 

R- Pues la verdad es que he desarrollado proyectos de muchos tipos, siempre relacionados con el desarrollo web. Dentro de mi empresa he desarrollado proyectos de páginas web de diferente alcance y también dentro del ámbito e-learning, es uno de los puntos fuertes que desarrollamos en mi empresa, Estudio Clandestino. 

He participado en proyectos como el desarrollo de un CRM corporativo, una aplicación para paquetizar cursos e-learning a partir de un PowerPoint o en el desarrollo de campus virtuales. La verdad es que no puedo quejarme en cuanto a proyectos chulos, aunque ha habido de todo como en botica. 

He trabajado para empresas como Carrefour, Banco Mundial, Vodafone o KPMG, lo que me ha permitido adquirir mucha experiencia y trabajar con personas y proyectos muy interesantes. 

P- Según tu experiencia, ¿han cambiado mucho las funciones y desempeño de los desarrolladores Full Stack en los últimos años?  

R- Pues la verdad es que ha cambiado mucho todo, recuerdo que hace unos años trabajamos con clientes FTP para subir las páginas web ficherito a ficherito, y hoy hablamos de herramientas de despliegue, de control de versiones y de cosas que hace unos años ni te podías imaginar. 

La tecnología es como la fórmula uno, ¡si pestañeas te lo pierdes! 

P- Si hacemos un poco estas 2 últimas preguntas del lado de la formación, ¿cómo crees que es la mejor vía para formarse para una persona que quiera entrar en el mundillo del desarrollo web? 

R- La verdad es que para entrar en este mundo tienes muchas vías, y siempre destacaría lo mismo, lo más importante es tener claro en qué te quieres formar y buscar opciones que te acrediten, sobre todo una buena base, con unos buenos fundamentos para que desde ahí te permita crecer a futuro. 

Una vez que tengas claro este punto, tienes que tener claro cuánto tiempo le puedes dedicar al día y si necesitas o no trabajar durante el proceso. Dependiendo de estas dos tesituras, yo te recomiendo que empieces por algo que te de los conocimientos necesarios que te permitan ingresar en el mercado laboral lo más rápido posible.  

Hay muchos cursos muy interesantes en el mercado hoy en día, cursos de grado superior, cursos profesionales, bootcamps, etc. 

La verdad es que he participado en muchas tipologías de curso y tengo que decir que el formato bootcamp es el que mejor resultado da en un corto espacio de tiempo. Al final, al ser un curso intensivo en donde estas entre 2 y 3 meses todos los días pegándote con la programación y dedicándole tiempo y trabajo, el resultado es muy bueno. Consigues los conocimientos necesarios para inyectarte en el mercado laboral y ser resolutivo en tu puesto de trabajo. 

Evidentemente los conocimientos adquiridos son de un nivel junior pero suficientes para poder desenvolverte en el mercado laboral con solvencia. 

P- Haciendo un repaso al sector y mirando adelante, ¿qué crees que va a pasar con esta profesión en un futuro? 

R- Puff, muy buena pregunta, con muy difícil respuesta. A medio plazo creo que seguirá siendo una profesión muy demanda.  

Lo bueno y malo de esta profesión es que es muy cambiante y su evolución la hace un poco impredecible, pero a su vez es lo bonito que tiene ya que cada año tenemos nuevas cosas que aprender que mejoran en algo a las anteriores. ¡¡Es apasionante!! 

Lo que está claro, es que, futuro tiene y mucho. Porque, ya que el proceso de digitalización es imparable, y cada vez más vamos a necesitar profesionales en este sector para que las empresas puedan realizar y formalizar sus procesos. 

P- Y de cara a personas que puedan estar pensando en formarse como desarrolladores Full Stack, ¿les darías algún consejo? 

R- A nuestros alumnos solemos darles siempre tres consejos. 

El primero que les guste lo que hacen. Ya es duro levantarse a currar los lunes, pues imagina cómo sería si es en algo que no te gusta. Esta profesión es muy frustrante por momentos, con lo que si no te gusta o entras en esta profesión por qué simplemente hay trabajo, se te va a hacer muy duro el día a día. Así que primero prueba, mira lo que te gusta y a partir de ahí a darle duro. 

El segundo que sean curiosos, que no se conformen que tengan la mente abierta a aprender nuevas técnicas y tecnologías. Que expriman lo que puedan a sus compañeros de trabajo, en definitiva, que nunca paren de aprender. Es una profesión que lo que aprendes hoy tiene una corta fecha de caducidad y tienes que estar dispuesto a reciclarte en todo momento. 

El tercero es que formen equipo, en esta profesión los seres individualistas suelen tener fecha de caducidad. Tenemos que aprender a trabajar y formar equipo respetándonos, pero sobre todo ayudándonos. Si consigues formar un buen equipo de trabajo a pesar de tener diferencias el éxito está asegurado. 

Muchas gracias Juanan por tu tiempo y por contarnos un poco más sobre el desarrollo web Full Stack, tu opinión y tu experiencia. Sin duda un placer contar con profesionales como tú. 

Muchas gracias a vosotros por esta oportunidad, y como siempre me gusta decir «Nos vemos al otro lado»

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin